Facebook

Tel. 96 113 98 54

18 junio 2015 · Quiropráctica

Cómo mantener un buen estado de salud

Según la OMS, la salud es un completo estado de bienestar en el aspecto físico, mental y social, y no la simple ausencia de enfermedad.

A pesar de esta definición, a lo largo del ultimo siglo, nos hemos visto obligados a creer que éramos víctimas de enfermedades y de la mala salud. Para la mayoría de las personas el estado de salud es el resultado de una serie de creencias, ideas, hábitos y acciones, tanto buenas como malas.

Un revelador estudio de California, concluyó que la mayoría de las enfermedades del primer mundo (diabetes, problemas del corazón, cáncer y artritis) podrián estar directamente relacionadas con factores básicos relacionados con nuestro estilo de vida.


De esta forma, mientras gastamos millones de euros en encontrar curas a esas enfermedades modernas, a menudo nos olvidamos de cuáles son los factores básicos necesarios para estar y mantenernos sanos.

Aquí tienes una lista de estos factores de los que hablamos. Cumpliéndolos, podrás cuidarte mucho más y prevenir la reapación y empeoramiento de problemas como subluxaciones de columna vertebral, entre otros.

  • Debes eliminar el estrés químico innecesario (la cafeína, la nicotina, el azúcar, el alcohol, y los aditivos)
  • Controla tu estrés emocional y mental.

  • Es muy importante que comas sano. Nuestra dieta debe estar compuesta en un 80% de frutas y verduras.
    Limita los lácteos (leche, queso…) carnes rojas y comidas precocinadas.

  • Bebe mucha agua. No esperes a tener sed, bebe agua incluso aunque no tengas ganas. Para mantener nuestro organismo limpio y bien hidratado debemos beber al menos litro y medio de agua diarios.

  • Duerme lo suficiente. Procura dormir entre 6 y 8 horas todos los días y en una posición equilibrada boca arriba con una pequeña almohada o de lado con almohada ancha. Nunca duermas boca abajo para no dañar tu cuello.

  • Se una persona optimista: el pesimismo provoca un desequilibrio mental y un aumento de la acidez del organismo. Es conveniente practicar alguna técnica de relajación de la mente.

  • Realiza los ejercicios recomendados por tu quiropráctico.

  • Haz deporte: Es necesario hacer algún tipo de ejercicio que oxigene los tejidos y células del organismo: natación, caminar, bicicleta, patinaje… Practica el deporte que más te guste, ¡pero hazlo!

  • No abandones los cuidados quiroprácticos: no se debe confundir el alivio con la curación. Seguir el tratamiento quiropráctico en fase de bienestar es recomendable para prevenir recaídas y seguir con la mejoría. Los cuidados quiroprácticos, tal como te contábamos en este post, ayudan a mantener una buena calidad de vida y una salud óptima.


La quiropráctica y el modelo vitalista consideran la salud como un viaje, no como un destino. Lo que escogemos hoy determinará nuestra salud mañana.

18 junio 2015 · Quiropráctica

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

buscador

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información