Facebook

Tel. 96 113 98 54

07 abril 2016 · Síntomas

¿Qué esconde una contractura muscular de cuello?

 

 

¿Qué hay detrás de una contractura muscular en tu cuello? El cuello se compone de 7 vertebras cervicales, que protegen la médula espinal por dentro y los 8 primeros nervios del sistema nervioso.

¿Para qué sirven los nervios del cuello?

  • La primera y la segunda vértebra cervical (C1, C2).

Si tienes a menudo dolor de cabeza, jaquecas, mareos, vértigos, contractura muscular o si sueles tener solo tensión en el cuello frente a situaciones de estrés o exceso de trabajo, podría ser una alteración de la movilidad de las dos primeras vértebras de tu columna cervical, también llamadas Atlas y Axis. Seguramente tienes estas dos vértebras subluxadas, es decir, que no mueven como deberían y no están correctamente en su sitio. La consecuencia es la irritación y el pinzamiento de los nervios que salen de entre ellas.

Entre estas dos vértebras, emergen también los nervios que controlan la cantidad de sangre que ingresa a tu cabeza a través de una red de nervios llamada “plexo carotídeo”. Si sientes dolores pulsátiles pueden ser originados por alguna compresión sobre los nervios que salen entre estas dos rimeras vértebras de tu cuello.

  • La tercera y la cuarta vértebra cervical (C3, C4).

Al nivel de la tercera y la cuarta vertebra cervical salen los nervios que activan e inervan a los músculos del cuello. Estas vértebras están justo en el vértice de la curvatura cervical por lo que presentan una gran movilidad. Cuando más mueven las vértebras más se pueden bloquear también y pinzar los nervios. Por eso la tercera y la cuarta vertebra cervical  están expuestas a provocar una contractura muscular constante sobre los músculos de la región cervical si no se mueven de la manera adecuada. Cuando un paciente nos consulta por una torticolis cervical estas vértebras suelen tener subluxación.

  • La quinta, sexta y séptima vértebra cervical (C5, C6 Y C7)

Entre estas vértebras emergen los nervios que inervan los músculos de los trapecios, de los hombros, de los brazos y de las manos. Las raíces nerviosas más frecuentemente afectadas en el cuello son las que salen entre la séptima, la sexta y la quinta vértebra cervical, por encontrarse en el segmento cervical de mayor movilidad vertebral (Yoss; 1957).

Cuando las raíces nerviosas están irritadas al nivel de las 3 últimas vertebras del cuello pueden provocar tensión y dolor en la parte baja del cuello, en los trapecios y la parte alta de la espalda, en el hombro, pero también irradia a todo el brazo hasta a veces a la mano y los dedos.  A parte del dolor la compresión nerviosa suele dar otros síntomas tales como hormigueos, sensaciones raras en las manos, pérdida de fuerza y de movilidad o notar adormecimientos en el brazo y la mano.

Este tipo de dolor que empieza en el cuello e irradia en el brazo se diagnostica como neuralgia cervicobraquial (NCB) pero los pacientes suelen definirla como laciática del cuello” o “ciatica del brazo”.

Este dolor radicular al igual que la ciática de la pierna, puede ser provocada por una hernia discal (protuberancia anormal del disco intervertebral). Se trata de una afección poco común que por lo general afecta a personas jóvenes. La neuralgia también puede ser provocada por una artrosis cervical. Una artrosis cervical crea un nódulo que obstruye parcialmente la entrada del canal de conjugación (espacio comprendido entre dos vértebras) permitiendo el paso de los nervios.

LA SOLUCIÓN QUIROPRÁCTICA

Es muy importante identificar el por qué presentas dolores de cabeza y contractura muscular de manera frecuente en tu cuello, o dolor en el brazo. Lamentablemente las dejamos pasar sin evaluar correctamente y sin saber qué está pasando con las estructuras de nuestro cuello, lo que nos lleva a desarrollar procesos degenerativos con el paso del tiempo, lo que llamamos artrosis.

En nuestro centro quiropráctico de Valencia, nuestro equipo de doctores en quiropráctica determinará de manera exacta el origen de tu dolor a través de una evaluación de movilidad de las vértebras, y de otras pruebas ortopédicas.

Si, como en la gran mayoría de los casos, se trata de las cervicales, tu quiropráctico te realizará ajustes precisos e indoloros para devolver a la columna cervical su posición normal, resolviendo así la irritación nerviosa que causa el dolor de manera natural y no tapando el síntoma a través de medicamentos o soluciones a modo de parches.

07 abril 2016 · Síntomas

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

buscador

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información