Facebook

Tel. 96 113 98 54

08 julio 2015 · Embarazos y niños

Quiropráctica para embarazadas: entérate de todo lo mejor para ti y tu bebé

La vida es un milagro. Dos células se dividen en cuatro y cuatro dan ocho y el proceso sigue durante 9 meses para dar a luz a  un perfecto ser humano. Su pequeñito corazón empieza a latir a los 24 días de gestación. Sus ojos están formados a los 36 días. Este milagro de la vida sigue su camino perfectamente en la ausencia de interferencias nerviosas. Es por eso que los niños se pueden beneficiar del cuidado quiropráctico antes de haber nacido gracias a una mama que tiene su sistema nervioso libre de interferencias de nervios.

Para que te hagas una idea de lo importante que es nuestro sistema nervioso te diremos que, tan solo 7 horas después de la concepción, las primeras células comenzarán a formar el cerebro y la medula espinal de tu bebé. Alucinante, ¿verdad?

Cuando los nervios dejan fluir bien la corriente entre el cerebro y el cuerpo sin cortocircuitos la comunicación es perfecta  y el organismo tiene la facultad de funcionar al 100%  y de autorregularse muy bien. Con la quiropráctica para embarazdas la futura mamá vive su embarazo con más bienestar, energía, vitalidad y serenidad.

Lo que hace el quiropráctico es reequilibrar y mantener flexible la columna vertebral, la pelvis, el sacro, las caderas, y todas las articulaciones para que no haya bloqueos o rigidez debido a los cambios de postura y a las compensaciones que ocurren durante estos meses. Cuando se equilibran los huesos de la pelvis, el útero puede agrandarse simétricamente a medida que el niño crece. Si los huesos no están alineados  o están subluxados, afectarán al útero y al crecimiento normal del bebe.

Es sorprendente como a tantas mujeres se les practica una cesárea porque el bebé no ha podido girarse y salir correctamente o porque se ha presentado de nalgas. Esto podría prevenirse perfectamente gracias a la quiropráctica para embarazadas y a la utilización de la técnica quiropráctica Webster (*).

Por otro lado, debes saber también que el quiropráctico libera las tensiones o contracturas que existen en los tejidos, ligamentos o músculos como el psoas, los glúteos o el ligamento sacro-tuberoso entre otros para que la posición y la movilidad de la pelvis esté lo mejor posible.

Todo el cuidado contribuye a liberar los nervios de las irritaciones o pinzamientos que pueden tener, y así permite al cuerpo volver a autorregularse con normalidad y ganar en salud de manera global: alivio del dolor, mejora de la digestión, mejora en el sueño, más tranquilidad y serenidad

Gracias a la quiropráctica para embarazadas, cuando todo está en “ su sitio” con buena movilidad y flexibilidad, no solamente vives mejor tu embarazo sino que también el parto es más fácil y más corto.

Debido a que los ajustes quiroprácticos ayudan en el momento del parto también reducimos los tiempos del mismo. Lo bueno es que es todo es natural y sin efectos secundarios, lo malo es que te gustará y querrás repetir.

¿Te preguntas si duele? No, claro que no duele nada. Además, da sensación de alivio y relaja mucho.

Tener un cuerpo en forma gracias a gozar de un sistema nervioso más sano durante esos 9 meses marca sin duda la diferencia y puedes disfrutar de verdad de tu embarazo y no sufrirlo como si estuvieras enferma.  El embarazo no es una enfermedad, es un momento maravilloso en la vida de una mujer, hay que disfrutarlo, hay que vivirlo a gusto y seguir lo máximo posible una vida normal, estas solo embarazada.

Esto es posible cuando te cuidas con la quiropráctica para embarazadas pero también cuando actúas en tu vida cotidana con una mente positiva y optimista. Porque si piensas que estás enferma, si te ves fea y no aceptas ver cómo tu cuerpo cambia o solo piensas en esta molestia aquí en tu glúteo o aquí en tu ingle, en la acidez, o en el insomnio, o que quieres comer esto pero no lo puedes… SI actúas así, no disfrutarás de tu embarazo. ¡Esta claro que una mente negativa y pesimista va a darte la lata!

No dudes más y apúntate a nuestra reunión informativa que damos cada lunes a las 19h en la consulta.

(*)La técnica Webster, descubierta por el Dr. Larry Webster, fundador de la Asociación Quiropráctica Pediátrica Internacional, es un ajuste especifico que evita el “encierro” permitiendo al bebé colocarse en la mejor posición  para el parto. Esta técnica que utilizamos en nuestra consulta para la embarazadas es muy suave, indolora y relaja los músculos y ligamentos de la pelvis .

 

08 julio 2015 · Embarazos y niños

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

buscador

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información