Facebook

Tel. 96 113 98 54

29 abril 2015 · Embarazos y niños

La quiropráctica y los niños

Los padres aprecian la importancia de las revisiones dentales, de los oídos y de la vista para sus hijos, pero no siempre cuidan de una de las más importantes de todas: la revisión de la columna vertebral especialmente en la época del crecimiento.

La columna vertebral es el arból de vida. Es muy resistente, y sin embargo puede verse expuesta desde la infancia a las tensiones y traumas que de manera gradual irán formando el complejo de subluxación vertebral (pequeño desplazamiento de una vértebra que comprime un nervio, lo irrita y interfiere en la transmisión de datos nerviosos entre el cerebro y el resto del cuerpo; como resultado afecta la salud).


Varios factores pueden afectar la espalda, las articulaciones y la salud de los niños:

  • El mismo proceso del PARTO: puede ser la fuente de esas primeras irritaciones, sobre todo si se tuvo que recurrir a fórceps y ventosas.
  • CAIDAS: la prueba de la vitalidad y la resistencia extraordinaria de los niños es la cantidad de caídas y choques a los que se exponen a diario, en general pensamos sin consecuencias. Sin embargo, con el tiempo, algunos de esos traumas  menores irán participando en la formación de las primeras subluxación es afectando a la columna y la espalda con problemas importante más adelante.
  • MALAS POSTURAS, MOCHILAS demasiado pesadas, un mobiliario escolar inadaptado… también influirán en este proceso.
  • El ESTRÉS MENTAL y UNA ALIMENTACIÓN DESEQUILIBRADA pueden estar presentes en esa edad y contribuir al problema.

 

Algunos de los problemas que han visto mejoría bajo el cuidado quiropráctico en la población pediátrica y que han sido documentados:

Problemas respiratorios tipos asmáticos, bronquitis frecuentes, hiperactividad, nerviosismo, enuresis nocturnal ( pis en la cama) , dolores de cabeza, dolores articulares relacionado con el crecimiento sin etiología patológica, resfriados frecuentes, ciertos tipos de escoliosis, retraso en el aprendizaje, verbal o motor…

En recién nacidos: cólicos infantiles, estado nervioso, problemas digestivos, tortícolis congénita, asimetría craneal, plagiocefalia.

La quiropráctica no trata una enfermedad determinada, sino que mediante la corrección de la subluxación vertebral, ayuda al cuerpo a recuperar el equilibrio y a funcionar de manera óptima naturalmente.

La quiropráctica ofrece a los niños un cuidado de la salud integral, natural, preventivo y sin necesidad de medicamentos.

Muchos padres se dan cuenta que sus hijos son más tranquilos, duermen mejor, se resfrían menos, o simplemente disfrutan de una mejor salud.

Recomendamos realizar un examen quiropráctico para averiguar si el caso entra dentro de esta especialidad.

 

29 abril 2015 · Embarazos y niños

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

buscador

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información